Accidentes alarmantes del sexo oral que pueden lesionar tu zona íntima

0
158

El sexo oral es una práctica que al paso del tiempo se ha vuelto mucho más común entre las parejas como una forma de pre para elevar la temperatura antes de la penetración… ¡Y obvio funciona!

Sin embargo, debemos tener en cuenta de lo que conlleva practicarlo sin el cuidado correspondiente por el riesgo de contraer alguna ETS o accidentes que de los que podría ser víctima tu zona íntima… ¡Checa algunos de ellos!

Mordidas.

Si tu galán está subiendo la intensidad del jugueteo y empieza a darte mordiditas ‘traviesas’, ten mucho cuidado, pues puede que su alto  nivel de excitación no le permita darse cuenta del nivel de intensidad que está manejando en tu mejor amiga y ¡auch! Mordida segura. Si sientes dolor, detenlo enseguida sin pena alguna.

Succión.

TOOODO lo que incluye nuestra zona íntima es súper sensible, así que hay que tratarlo con cuidado y moderación. El clítoris, los labios, el frenillo… Son muy delicados y no olvides que en ellos ¡hay venas! De manera que si recibes una succión fuerte, pueden llegar a reventarse provocando mucho dolor e incomodidad, y sin duda, una visita segura al gine.

Comida.

¡Sí! Literal, si tu pareja se acaba de comer una gordita de chicharrón ultra picosa con chile habanero y su boca aún resiente los picosos ingredientes, en definitiva tu zona íntima va a sufrir las consecuencias. Parece gracioso, sí… Hasta que te pasa a ti.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA