Cómo hacer la ‘rusa’ perfecta en 5 simples pasos

0
73

Todos sabemos que uno de los máximos fetiches sexuales de los hombres son los senos, así que no es de extrañar que una de sus grandes fantasías sea la famosa ‘rusa’, que es nada menos que la masturbación masculina utilizando los pechos.

Esta posición es muy fácil de realizar y puede generar nuevas sensaciones muy parecidas al sexo sin condón, lo que la convierte en una gran alternativa para cuando no tienen uno a la mano.

¿Quieres aprender a hacerla bien? Sigue estos 5 simples pasos:

1. Lubrica tus boobs. Para una mejor sensación y movilidad, utiliza algún lubricante a base de agua sobre tus senos.

2. Elige una posición cómoda. Existen varias formas de acomodarse para realizar esta maniobra. La más común es que la mujer se arrodille frente al hombre, mientras él acomoda el pene entre sus lolas, luego ella los junta con las manos y empieza el movimiento. Otra variante es que ella se acueste con la cabeza en la orilla de la cama, boca arriba, mientras él está de pie frente a ella y pone el pene en su pecho.

3. Encuentren su ritmo. Lo mejor es dejar que él lleve el ritmo de las embestidas, ya que es difícil mover el torso completo y la lentitud puede matar la pasión.

4. Jueguen con la intensidad. Al igual que el ritmo, lo ideal es que él decida qué tan profundo quiere ir, mientras ella se encarga de variar la fuerza con la que aprieta el pene para generar distintas sensaciones.

5. Usa la boca. Si quieres darle un plus de placer a la ‘rusa’, combínala con sexo oral. Solo debes agacharte un poco, abrir tu boca y dejar que la punta del pene entre y salga en cada embestida, también puedes darle algunos lengüetazos o succionar en cada oportunidad.

No necesitas tener unas boobs enormes para hacerlo, aunque eso sí te ayudará a rodear por completo el pene de tu chico. Sin embargo, si los tuyos son pequeños puedes compensarlo utilizando las manos para “cerrar” el círculo. También hay que ver el tamaño del miembro en cuestión, ya que si es muy pequeño será un poco más difícil maniobrar para darle placer.

Después de esto llega el gran final, y puedes hacerlo tan porno como se te ocurra.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA