El presunto cómplice y contador del ex gobernador mexicano Javier Duarte, Javier Nava Soria, se negó a ser extraditado a su país cuando declaró en la Audiencia Nacional española tras ser detenido en Barcelona, acusado de formar parte de una red de operaciones con recursos de procedencia ilícita de Duarte.

Nava Soria prestó ayer declaración ante el juez Santiago Pedraz, quien le preguntó si deseaba ser entregado a México, que le reclama por pertenencia a organización criminal y malversación.

El mexicano fue detenido el miércoles en la ciudad barcelonesa de Cabrils fruto de una orden de búsqueda y captura de Interpol, después de que reclamara su arresto un juez mexicano “por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada”.

La detención se realizó en un hotel de Cabrils, provincia de Barcelona (noreste de España).

El exgobernador Javier Duarte fue arrestado el sábado pasado en Guatemala en relación a esa presunta red de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA