El abogado Alejandro Jaimes, aseveró que una vez que llegue la notificación oficial formal de la extradición del gobierno de México, se tomará la determinación legal que más convenga a los intereses de su defendido, el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, “el mal ya está hecho, ya está detenido”.

En entrevista para el programa “Ciro Gómez Leyva por la mañana”, cuestionado sobre si una de las determinaciones podría ser conceder la extradición, señaló; “también se puede reñir, se puede pelear y se puede combatir si esa petición no reúne los requisitos o rebasa o no existe homologación de tipo”.

“Hay varias excepciones y varias cuestiones que son debatibles, y que son también peleables, y que se pueden derribar en el país requerido”.

Consideró que fue precipitada la determinación de conceder la prisión preventiva al ex gobernador veracruzano, ya que hay otras medidas que también pueden establecerse para asegurar que el requerido no evada la acción de la justicia; “sin embargo, está ya se la aplicaron pero ésta también se puede modificar, se puede reñir”.

Alejandro Jaimes detalló que las circunstancias y las condiciones de la audiencia estuvieron a punto de salirse de control, además de que se rompieron varios principios de presunción de inocencia y se modificaron los derechos humanos.

Consideró que estuvo en riesgo la integridad física de Javier Duarte de Ochoa al ser bajado de la camioneta y trasladado a las oficinas de la audiencia.

Reiteró que él está a cargo de la defensa del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y negó que esté trabajando conjuntamente con el despacho de Marco Antonio del Toro.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA