El presidente de la Barra de Licenciados en Derecho de Veracruz, Carlos Mateos Carrasco, acusó presunta “corrupción” y “nepotismo” en el Juzgado Décimo en Materia Familiar del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado de Veracruz.

“Este Juzgado lamentablemente desde su fundación, tal parece que ha sido propiedad de esta familia”.

Señaló que ese Juzgado se lo han ido “turnando” en varios periodos Elizabeth Ramírez Salazar y su esposo Fernando Ruiz.

¿Quién se los permite?

“El suegro (…) él (Daniel Ruiz) está de magistrado en la sala en materia familiar, imagínate, es toda una componenda que ella está aquí de juez y el suegro allá de magistrado en materia familiar”.

Ante esa situación, una de sus clientes presentará una denuncia en contra de la jueza Elizabeth Ramírez ya que la acusa de haber perdido la patria potestad de sus dos hijos.

Además, “ha habido quejas en contra de ella por su actitud soberbia, es prepotente, es una juez que llega a las 11:00 o 12:00 del día a trabajar”.

Afirmó que esas prácticas no deben de darse pero sí ocurren.

Hizo un llamado a cambiar las reglas y reformar la Ley Orgániza del Poder Judicial del Estado algo que ya fue propuesto en el Plan Veracruzano de Desarrollo.

“Algo que se pedía era que no era posible que el ingreso de los jueces fuera muchas veces decisiones de los magistrados, en este caso de familiares, hablamos nosotros como el nepotismo judicial; muchas veces influye la familia para que los sobrinos, yernos, hijos, esposas, amantes, queden designados como jueces”.

Indicó que ese es uno “de tantos” casos que han identificado.

Recordó que la jueza ya fue suspendida en una ocasión, pero “curiosamente” el juez Anuar González Hemadi (quien fue suspendido recientemente por el caso Daphne) le otorgó un amparo para regresar a laborar en el mismo lugar. Durante la suspensión de la jueza quien estuvo al frente del Juzgado fue el esposo de ella.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA