El alcalde de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol, reconoció que aún no hay fecha para la inauguración de la obra del túnel sumergido.

Abordado durante un recorrido en Villa Allende, el presidente municipal explicó que si bien el proyecto está prácticamente terminado todavía faltan obras complementarias así como el pago de afectaciones a decenas de familias cuyas viviendas resultaron afectadas, principalmente en la calle Jesús García Corona.

“Son accesos, en algunos casos mover algunos postes para ampliar la banqueta, en algunos otros definir el qué condiciones quedará el área libre entre vialidad y las viviendas para algún área verde, en fin, son temas que requieren atención específica.

En algunos casos se tiene que hacer un muro, un acceso, una rampa, una lateral, son situaciones diversas en cada uno de los temas, serán sin dunda más de 50 familias en la vialidad de acceso al túnel y al mismo tiempo una vialidad urbana que tiene que integrarse”, expresó.

En entrevista, el edil porteño reiteró que a partir del lunes 17 de abril la aseguradora del túnel visitará a los vecinos afectados por el millonario proyecto para el pago de la indemnización correspondiente.

Caballero Rosiñol recorrió algunas de las viviendas dañadas por el túnel en Villa Allende y encabezó una jornada de servicios municipales que fue comprometida el pasado fin de semana por su comuna. También confirmó la reactivación de obras pendientes en aquella comunidad.

Destacó que durante el 2017 se han efectuado al menos 40 jornadas y aclaró que éstas continuarán hasta que inicie el periodo de veda electoral, es decir, hasta el 30 de abril.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA