El exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington palomeó en contubernio con líderes del Cártel del Golfo y de Los Zetas a una serie de candidatos a alcaldías y encargados de Seguridad Pública, según la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDC5/240/2012.

Declaraciones del testigo protegido identificado con el nombre clave de Pedro revelan que durante el gobierno de Yarrington todos los alcaldes de los municipios de Tamaulipas se encontraban en la nómina del Cártel del Golfo, “ya que entregábamos dinero a varios de ellos”, refirió.

Otro de los testigos identificado como Óscar expuso ante la PGR que Yarrington palomeó y nombró como procurador del estado a Francisco Tomás Cayuela Villarreal, quien se encargó de designar a los comandantes de la policía ministerial de su confianza, para que siguieran apoyando al Cártel del Golfo, en el trasiego de droga.

Incluso narró que entre junio y diciembre de 1999 se le ordenó, en al menos tres ocasiones, entregar dinero a Cayuela, para que éste a su vez lo entregara al gobernador.

Excélsior reveló ayer martes que en los dichos de seis testigos colaboradores identificados con los nombres clave de Ángeles, Óscar, Pedro, Pitufo, Yeraldín y Rufino se sustentan las principales acusaciones por delincuencia organizada, contra la salud y lavado de dinero que podría enfrentar Yarrington.

Yarrington palomeaba candidatos para cártel

Narcos imponían a sus hombres en alcaldías y encargados de la seguridad pública a cambio de dinero u otras gratificaciones.

Según quedó asentado dentro de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDC5/240/2012, en declaraciones del testigo protegido identificado con el nombre clave de Pedro, el exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington palomeó, en contubernio con líderes de los cárteles del Golfo y de Los Zetas a una serie de candidatos a alcaldías y encargados de la seguridad pública a cambio de dinero u otras gratificaciones.

Pedro declaró ante la Procuraduría General de la República (PGR) que una vez que Yarrington Ruvalcaba se convirtió en gobernador se percató que los integrantes del Cártel del Golfo “andan ya en las calles trabajando con libertad”, ya que la policía municipal y estatal en su gran mayoría eran puestos por parte del mismo cártel.

“Así también sé que durante el gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba todos los alcaldes de los municipios de Tamaulipas se encontraban en la nómina del Cártel del Golfo, ya que entregábamos dinero a varios de ellos”, refirió.

Otro de los testigos identificado como Óscar expuso ante la PGR que Yarrington palomeó y nombró como Procurador General de Justicia del Estado a Francisco Tomás Cayuela Villarreal, quien se encargó de designar a los comandantes de la policía ministerial de su confianza, para que siguieran apoyando al Cártel del Golfo, en el trasiego de droga.

Incluso narró que entre los meses de junio y diciembre de 1999 se le ordenó, en al menos tres ocasiones, entregar dinero a Cayuela Villarreal, quien se desempeñaba como procurador de Justicia de Tamaulipas, para que éste a su vez lo entregara al gobernador.

Dichas entregas Óscar las llevó a cabo en compañía del sujeto conocido como El Caris en diversos sitios de Matamoros que eran elegidos por el entonces subdirector de la Policía Ministerial del Estado y quien era muy allegado al procurador.

“Siempre se les veía juntos, inclusive las veces que le entregué dinero siempre estuvo con él, oscilando estas cantidades entre 300 y 500 mil dólares en maletines, en una de las ocasiones en que entregué dinero fue en las afueras de las oficinas de la Policía Ministerial en Matamoros, y otra vez afuera de las oficinas de la Policía Ministerial en Reynosa”, señaló el testigo.

Otro de los testigos, identificado como Ángel refirió su relación con Tomás Yarrington, a quien conoció en el año 2002 y de quien se hizo muy amigo, al grado de que lo llegó a acompañar a dos reuniones de gobernadores y eventos públicos, y en más de una ocasión llegó a escuchar por parte de su escolta, cuando se trasladaban a reuniones a bordo de su vehículo oficial, que se unían a él camionetas del Cártel del Golfo para darle seguridad.

“El propio Tomás Yarrington le ordenaba a su escolta que se desafanaran dichas camionetas, por lo que observaba por el espejo que se salían de la caravana y tomaban otro rumbo, de igual forma cuando llegaba el entonces gobernador a los aeropuertos de Tamaulipas, recibía protección por parte de gente del mencionado Cártel del Golfo, a parte de su escolta”, relató.

Excélsior reveló este martes que en los dichos de seis testigos colaboradores identificados con los nombres clave de Ángeles, Óscar, Pedro, Pitufo, Yeraldín y Rufino se sustentan las principales acusaciones por delincuencia organizada, contra la salud y lavado de dinero que podría enfrentar en nuestro país el exgobernador de Tamaulipas.

Acusaciones

Tomás Yarrington Ruvalcaba, exgobernador de Tamaulipas fue capturado el domingo pasado por la noche tras salir de un restaurante en la céntrica plaza de la Signoria de Florencia, Italia.
El exmandatario es reclamado por la justicia de México y Estados Unidos.
En México enfrenta acusaciones por delitos contra la salud, delincuencia organizada y lavado de dinero.
En EU por importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero.
TENDRÁ HOY SU AUDIENCIA PARA EXPLICAR SU IDENTIDAD
El exgobernador de Tamaulipas no será interrogado, dicen las autoridades del país europeo.

ROMA.— El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, detenido el domingo pasado en Florencia, será “escuchado” hoy miércoles por los magistrados de la Corte de Apelaciones de esa ciudad italiana que lleva el caso.

La canciller de la Corte de Apelaciones de Florencia, Cristina Panuccio, explicó que no se tratará de un interrogatorio, sino que conforme a lo previsto en un sistema democrático, Yarrington hablará sobre su estancia en Italia, donde aparentemente se encontraba desde hace tiempo bajo identidad falsa.

El exgobernador será “escuchado” en la cárcel de Sollicciano, la más importante de Florencia, en la que se encuentra recluido.

Se tratará de una identificación oficial de la persona y podrá contar con la presencia de sus abogados”, aclaró Panuccio.

Indicó que tras ese trámite se decidirá si mantenerlo bajo custodia carcelaria o arresto domiciliario.

Generalmente la primera medida es tomada cuando los jueces consideran que existe riesgo de fuga.

Yarrington, quien es reclamado por la justicia de México y Estados Unidos, fue capturado el domingo por la noche tras salir de un restaurante en la céntrica plaza de la Signoria de Florencia.

Estaba acompañado por un hombre de nacionalidad polaca que inicialmente también fue detenido, pero que ya se encuentra en libertad y cuya identidad no ha sido revelada.

Según Panuccio, el trámite para la extradición podría llevarse entre uno y dos meses.

Aclaró que aunque es la Corte de Apelaciones florentina la que decidirá, toca al Ministerio de Justicia italiano mantener la comunicación diplomática con los países que reclaman a Yarrington y recibir la documentación solicitada, que después deberá ser traducida al italiano.

PGR: NO CEDIMOS A EU LA EXTRADICIÓN
La Procuraduría General de la República (PGR) rechazó categóricamente que haya acordado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos ceder la extradición del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington.

De acuerdo con funcionarios de la dependencia se reiteró que se mantienen a la espera de que la resolución que emita el gobierno de Italia respecto de su extradición a nuestro país o a la Unión Americana, lo cual ocurrirá próximamente.

Lo anterior luego de que el medio extranjero Breitbart publicara en su portal de internet: “autoridades mexicanas llamaron la tarde del lunes al gobierno estadunidense para informarle sobre la decisión de que Yarrington Ruvalcaba sea extraditado a esa nación”.

En las últimas horas se ha informado que en México el exmandatario local alcanzaría hasta 20 años de prisión mientras que en los Estados Unidos enfrentaría ante la justicia dos cadenas perpetuas más 90 años de cárcel por las acusaciones que se le imputan.

Este lunes el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán explicó que serán las autoridades italianas las que definan si extradita a nuestro país o a Estados Unidos al exgobernador de Tamaulipas, ya que ambas naciones lo disputan para que enfrente a la justicia por diversos delitos.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA