Los cuerpos de las personas que a principios de esta semana fueron encontrados enterrados en un predio ubicado a la altura de la séptima etapa del malecón costero fueron identificados por sus familiares. Ambas víctimas habían sido reportadas como desaparecidas.

Uno de ellos respondía al nombre de Jairo José Cano, cuyo cadáver fue entregado a su familia para darle cristiana sepultura.

Los restos del segundo cuerpo pertenecían a otro individuo que tenía al menos dos meses desaparecido tras haber sido privado de su libertad en la colonia Teresa Morales, al poniente de la ciudad.

Esta persona llevaba por nombre Roque Daniel Verástica Mendoza, de 32 años y oficio albañil.

Por las condiciones en que fueron encontrados se presume que las víctimas fueron privadas de su libertad, de la vida e inhumadas ilegalmente en fechas distintas.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA