Anais Palacios, integrante del Colectivo Buscando a nuestros desaparecidos Veracruz, señaló que la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha hecho avances en la investigación de inhumaciones irregulares en el Panteón Palo Verde.

Dijo que desde el año pasado no se han realizado trabajos de revisión de las fosas en donde se aseguró que se encontraban los restos de la joven desaparecida Gemma Mávil y no fueron hallados.

Desmintió que haya reuniones con el Fiscal Jorge Winckler Ortiz quien tiene la responsabilidad de responder respecto a la situación de dicho panteón, donde servicios periciales y la propia Fiscalía hizo un terrible manejo de los cuerpos.

Confío que en la próxima reunión con el subsecretario de Derechos Humanos de la Comisión de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, se active la investigación, que se espera sea el 29 de marzo y se pueda revisar el caso, pero lamentó que no hay acciones concretas y sí declaraciones ante medios de comunicación.

Agregó que el único avance que se ha tenido es la reconstrucción de los libros periciales, debido a que un tomo de noviembre de 2011 “se perdió”, y a partir de ahí detectar cuántos cuerpos fueron inhumados de manera irregular en este panteón.

“Se ha tratado de reconstruir la información que estaba ahí y poder tener indicio hacia donde buscar estos restos que no tenemos la certeza de que estén realmente en Palo Verde”.

Opinó que hay una total falta de respeto del Fiscal hacia los colectivos, no solo porque falta a su deber sino que se confronta con mujeres que viven en el dolor y que “hacen la chamba”.

Sobre los hallazgos de 250 cuerpos en la fosas de Colinas de Santa Fe en Veracruz dijo que hasta ahora se han identificado muy pocos cuerpos, por lo que aún no se sabe si se trata de hombres o mujeres.

Dijo que fisicamente hay una posibilidad de identificación por sus ropas y sus identificaciones personales, sin embargo aseguró que la Fiscalía General del Estado no tiene los recursos para hacer la identificación.

“Presumimos que la mayoría son varones por el número de personas desaparecidas que hay, pero en diferentes hallazgos, hay personas que son recientemente asesinadas como el caso de Boca del Río, que permite saber”.

Confirmó que ha habido “cerrazón”, por parte de la Fiscalía para reconocer el trabajo que realizan las personas de los colectivos en las fosas clandestinas, además de que los elementos técnicos como lo pericial y lo forense no ayudan para tener mayor información sobre la identidad de los cuerpos encontrados.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA