La Universidad Nacional Autónoma de México concretó la firma del acuerdo que convertirá a 10 de sus campus en Estados Unidos en una red de apoyo para migrantes, incluidos los llamados dreamers.

El rector Enrique Graue Wiechers formalizó el convenio con el titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y un representante de la Fundación Carlos Slim, instancia que también está involucrada en el proyecto.

Como se recordará, Crónica anunció la conformación de esta red de apoyo que especialmente buscará apoyar a los estudiantes mexicanos que, llegados de niños a los Estados Unidos, fueron beneficiados por la amnistía retroactiva decidida en la administración Obama (acción diferida).

Los trabajos iniciarán con 10 talleres de capacitación en cada uno de los campus universitarios en el país vecino.

Otro objetivo del convenio es ayudar a los latinos que viven en Estados Unidos a preparar su examen de acceso a la ciudadanía, así como para defender sus derechos humanos.

El convenio fue signado por Enrique Graue, rector de la UNAM; Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH, y Marco Antonio Slim Domit, representante de la Fundación Carlos Slim, quienes subrayaron la trascendencia del acuerdo.

“Todos esperamos que la deportación de connacionales sea menor, pero no podemos fincarnos sobre los datos del año pasado”, aseveró el rector Graue durante la firma del convenio.

De los 600 mil jóvenes incluidos en la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), cerca de 400 mil son mexicanos, recordó el rector.

Por su parte, el ombudsman Luis Raúl González Pérez, destacó que es importante actuar de manera coordinada.

Expuso que en los Estados Unidos está emergiendo un discurso de odio, “lo que se está provocando es la polarización social en las calles, los barrios y los colegios; esto es preocupante, porque la historia nos ha enseñado que del discurso de odio se pasa a la persecución, y no está exenta de genocidios que, por tolerar el lenguaje, llegamos a extremos que nadie desea, pero que están latentes”, subrayó el ombudsman nacional.

En tanto, Marco Antonio Slim Domit, representante de la Fundación Carlos Slim, explicó que desde hace tres años lanzaron la plataforma Acceso Latino, para acercar oportunidades de educación, capacitación e información de derechos humanos a los latinos.

“Que la UNAM ayude con asesoría y acompañamiento para conseguir la ciudadanización, además de dar tranquilidad y certidumbre a los migrantes, les abrirá las puertas de nuevas oportunidades. La participación de CNDH contribuirá a evitar actos arbitrarios. Estamos seguros que lo que se está firmando repercutirá en la mejora de la vida de muchas personas y familias”, resaltó.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA