Con la caída de las ventas comerciantes de productos cárnicos se han visto obligados a cerrar sus negocios debido a que ya no les son redituables, la situación económica que prevalece en la zona norte a perjudicado a los diversos sectores de la población uno de los más golpeados han sido los locatarios.

Francisco Aguilerio, Comerciante de productos cárnicos del Mercado Poza Rica señaló que hasta hace 3 años eran alrededor de 30 los vendedores de este rubro, sin embargo, hoy la cifra  se ha duplicado  debido a la falta de empleo situación que también les afecta.

En promedio dijo son alrededor de 7 los carniceros pioneros que tuvieron que bajar las cortinas de sus locales y mejor rentarlos porque ya no obtenían ganancias de sus productos.

“Creceros de mucho tiempo se vieron en la necesidad de cerrar” agregó.

En los últimos dos años, las ventas cayeron hasta en un 50 por ciento y desde esa fecha no se han estabilizado. A decir de los carniceros la competencia desleal también les afecta y es que son muchos los establecimientos que venden carnes que supuestamente son “frescas” a un menor precio lo cual perjudica a los locatarios.

Las amas de casa por su parte afirman que han tenido que disminuir el consumo de carne para ahorrar, y prefieren realizar comidas más sencillas que les generen un mínimo costo.

La misma situación de crisis económica los ha forzado a mantener los mismos precios, hoy en día el kilogramo de basteces se encuentra entre 140 y 150 pesos, la carne para caldo se ofrece en 90 y 100 pesos; en lo que respecta al cerdo subrayó que el kilo varia y va desde 65 a los 85 pesos el kilo.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA