La Oficina de Presupuestos del Congreso de Estados Unidos (CBO) publicó ayer finalmente el estudio que se sabía que estaba preparando en los últimos días sobre los efectos del plan republicano para reformar el ‘Obamacare’.

Las conclusiones del organismo, que es independiente, indican que el plan de Trump dejaría a 14 millones de personas sin cobertura el próximo año, y un total de 24 millones hasta 2026.

El informe explica que, de seguir vigente la ley actual, dentro de nueve años restarían 28 millones de personas sin seguro médico en EU, mientras que con el plan que presentaron los republicanos la pasada semana esta cifra se elevaría hasta 52 millones.

EXAGERACIÓN. Sin embargo, el gobierno de Trump cree que las estimaciones de la CBO son exageradas. El secretario de Sanidad, Tom Price, consideró “imposible” que con su plan, 14 millones pierdan su seguro médico de cara a 2018.

Price afirmó que el estudio “solo analizó parcialmente” su propuesta, y que no tuvo en cuenta el impacto positivo que, según él, tendrá el aumento de las opciones de seguros en el mercado, que sería que bajarían los precios de los mismos.

Pero para el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, el informe “deja claro que el TrumpCare causará graves daños a millones de familias”, y destacó que “en particular los adultos mayores, tendrán que pagar más por la atención médica”.

AHORRO. Lo que sí confirma la CBO es que el plan republicano lograría su objetivo de reducir el déficit federal a través, sobre todo, “de las reducciones en los desembolsos” en ayudas y subsidios a gente de bajos recursos.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA