Theresa May, primera ministra británica, podrá activar libremente el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea a finales de mes, luego de que ayer las dos cámaras del Parlamento del país dieran luz verde definitiva a la ley del Brexit.

La Cámara de los Comunes, equivalente a una Cámara baja, y que cuenta con mayoría conservadora, suprimió por la tarde las dos únicas enmiendas de la ley, que exigían al gobierno asegurar los derechos de los ciudadanos de la UE en el país, y permitir al Parlamento votar sobre el futuro acuerdo de salida del club comunitario.

Así, luego de la aprobación de una ley que se tramitó de urgencia tras presentarse el 26 de enero, se espera que hoy la reina Isabel II firme el texto para dar al gobierno de May el poder constitucional para activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Pese a que se especuló con una activación inmediata, un vocero del gobierno confirmó ayer que el gobierno iniciará el Brexit a finales de mes. Esto abrirá un período de dos años durante el que Londres y Bruselas deberán negociar los términos de la salida del organismo europeo luego de 44 años.

Pese a la eliminación de la enmienda sobre los derechos de los ciudadanos comunitarios en el país, May ha asegurado que quiere garantizar estos derechos. Sin embargo, la premier británica no quería comprometerse a ello por ley para poder negociar estos términos con la Unión, con el fin de lograr garantizar estos mismos derechos para los ciudadanos británicos que viven en territorio comunitario.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA