El tiro con arco femenil en México se ha puesto en la esfera mundial con sus mejores cartas con Aida Román, subcampeona olímpica en Londres 2012, y Mariana Avitia, medallista de bronce en esa misma justa.

Ambas competidoras han sido de motivación para las nuevas generaciones, como la bajacaliforniana Gabriela Bayardo, la hidalguense Brenda Merino o la sonorense Margarita Valencia, quienes se apuntan para ser las sucesoras de las medallistas olímpicas.

El tiro con arco mexicano tuvo un repunte en la captación de adeptos tras las preseas de Londres 2012, debido a que aumentó en un 50 por ciento la participación de jóvenes, principalmente en entidades del país como Jalisco, Nuevo León y Sonora.

Sin embargo, requiere de más inversión de las autoridades deportivas para la creación de centro de entrenamiento y desde luego de entrenadores capacitados para formar a arqueros de nivel competitivo.

Para la subcampeona olímpica de Londres 2012 y quien pasó la historia al ser la primera arquera en obtener medalla en una justa veraniega en la historia de este deporte, Aida Román, el trabajo realizado en cada una de las entidades ha dado muestra del nivel de la arquería femenil.

Esto no significa, que en el sector varonil, no haya esa labor; simplemente en esta época, las mujeres han sabido capitalizar mejor los resultados y desde luego aprovechar las condiciones, tanto físicas como psicológicas de las competidoras.

Román Arroyo apuntó que sólo el fogueo y la asistencia a más torneos donde se pueden medir con los mejores exponentes, es cómo se pueden dar los resultados, “porque al momento es producto de nosotros los arqueros, no de la Federación de nuestro deporte”.

La Federación Mexicana de Tiro con Arco se ha visto envuelta en una serie de problemas extra deportivos, que en lugar de beneficiar a los atletas, sólo crea problemas y se pierden competencias de calidad para elevar el nivel competitivo.

Falta de apoyos a los competidores para fogueo internacional, rezagos en cuanto a desarrollo deportivo y falta de uniformes para competencia en torneos mundiales han marcado el accionar del organismo rector de este deporte en México.

Por si fuera poco, en la actualidad Effy Sánchez, quien funge como presidente de la FMTA, se encuentra en calidad de desaparecida ante la denuncia de desfalco en su contra por más de 20 millones de pesos.

“Lo que nos falta es una buena dirigencia para programar un calendario de eventos internacionales. Nosotros tenemos tres justas para competir al año; mientras que otras naciones como Estados Unidos cada fin de semana tienen competencia y eso eleva el nivel de sus arqueros”, afirmó.

A pesar de estos problemas, la capitalina siente amor por su deporte y se considera una atleta entregada a su deporte, además está a favor de las nuevas generaciones para ser parte de la selección nacional femenil.

Dijo que para tener arqueros de alto nivel, también se debe contar con entrenadores capacitados, pero en México hace falta mucho trabajo para conjuntar ambas áreas y sólo de esta manera se podrá seguir con los resultados en la esfera internacional.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA