Un “enfermero” acusado de practicar abortos forzados a guerrilleras fue extraditado a Colombia desde España el jueves, informó la Fiscalía.

En virtud de un acuerdo bilateral de cooperación judicial “fue trasladado a Bogotá” desde Madrid “el colombiano Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, conocido con los alias de El enfermero, el médico, el zarco o el mono”, dijo la fiscal encargada María Paulina Riveros en rueda de prensa.

Arboleda, que salió de Colombia en 2005, fue detenido en España en diciembre de 2105, después de que la Fiscalía pidiera a Interpol emitir una orden de arresto internacional.

Bogotá formalizó el pedido de extradición ante Madrid en marzo de 2016 por los delitos de aborto sin consentimiento, tortura y acceso carnal violento.

La fiscal Riveros también señaló que “El enfermero” había practicado abortos de manera forzada a “cientos de integrantes de los grupos armados ilegales” entre ellos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) entre 1998 y 2003 en cuatro departamentos del país.

Además dijo que aunque no se tiene una cifra exacta, hay “multiplicidad de víctimas” de Arboleda, quien sufre una enfermedad degenerativa.

Según pesquisas previas, algunos de los abortos fueron practicados a guerrilleras menores de edad, aunque esto fue desmentido por las FARC, que afirmó en enero de 2016 que el sospechoso no formaba parte de sus filas.

En Colombia, el aborto solo es permitido cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la madre, fue producto de una violación o cuando hay malformaciones en el feto incompatibles con la vida fuera del útero.Las FARC implementan con el gobierno un acuerdo para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado, mientras que el ELN inició un diálogo con el mismo fin en febrero.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA