El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, aseguró ayer que no cree que México vaya a pagar la construcción de un muro en la frontera sur de Estados Unidos, tal y como el presidente Donald Trump prometió repetidamente en la campaña electoral.

En una entrevista con el diario digital Politico, el periodista Jake Sherman preguntó de manera directa a McConnell si cree que México pagará la construcción de ese muro; “uh, no”, fue la respuesta del senador republicano.

La justificación de Trump es que el Congreso de EU adelantará los cerca de 21 mil millones de dólares de costo, y luego México lo reembolsará “de una manera u otra”.

Sin embargo, en su discurso frente a los legisladores de hace diez días, Trump habló del muro pero en esa ocasión optó por no hablar de este supuesto reembolso. Sin embargo, el vicepresidente Pence insistió, al siguiente día, que sí lo acabará pagando México.

INEFICIENTE. Además, McConnel comentó también que está “a favor de la seguridad fronteriza”, pero reconoció a Politico que “probablemente” en algunos lugares a lo largo de la frontera entre EU y México levantar un muro físico “no sea la mejor manera” de garantizar esa seguridad.

ALUVIÓN DE LICITACIONES. Por otra parte, el departamento de Seguridad Nacional (DHS), junto a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), publicó ayer una nota en su página web agradeciendo las “muchas expresiones de interés recibidas” en la construcción del muro.

Además, se anunció que hasta el momento 582 compañías han presentado interés en participar en el proceso de licitación, que se anunció el pasado 24 de febrero. Por ello, el gobierno de EU adelantó que a partir del 15 de marzo anunciará los requisitos finales a cumplir.

En otra nota publicada el pasado día 3, la Casa Blanca ya explicó que las compañías deberán presentar proyectos que incluyan muros de 9.14 metros de alto y que cumplan con “requisitos de estética, antiescalada y resistencia a la manipulación o daños”.

A finales de febrero también se conoció que la prioridad del equipo de Trump es iniciar la construcción a mediados de abril en tres puntos que consideran clave. Estos son los enclaves fronterizos de El Paso (Texas) con Ciudad Juárez (Chihuahua), Tucson (Arizona) con Nogales (Sonora) y El Centro (California) con Mexicali (Baja California).

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA