Las tradicionales pangas que por años se han usado para el cruce del río Coatzacoalcos tenderán a desaparecer ante la eminente entrada en operación del Túnel Sumergido, en cuanto a las lanchas de traslado de pasajeros podrían continuar de manera normal el servicio.

El subdelegado de Economía en la zona sur, Ignacio del Moral Acosta, explicó que una vez que la obra cuyo costo rebasó los 4 mil millones de pesos se abra a la circulación, “la panga reducirá el número de vueltas que dará al día para el cruce entre Coatzacoalcos y Allende, sin embargo se va a tener el Túnel Sumergido con un costo de 30 pesos ahí dependerá de la persona y de su economía.”

Es decir, si quieren esperar la panga o bien atravesar el túnel “la panga cuesta 12 pesos y lógicamente disminuirá el número de vueltas, sin embargo los que operan las pangas tendrán que valorar si sería factible seguir teniéndola o no.”

En cuanto a los lancheros “van a continuar normal el traslado de pasajeros para el cruce de Coatzacoalcos y Allende y viceversa”, dijo.

En la terminal del río Coatzacoalcos se tienen registradas 25 lanchas, 2 pangas, donde se trasladan 18 mil personas, incluyendo también los accesos del puente 1 y 2 de esa ciudad.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA