Los habitantes de la Ciudad de México pueden llevar al Mercado de Trueque, que se llevará a cabo este domingo en el Bosque de Tlalpan, aceite de cocina usado para reciclarlo, el cual por cada litro donado se producirá una cantidad igual de biodiésel, un combustible limpio parecido al diésel y elaborado de fuentes renovables como los aceites vegetales.

Para evitar que un litro de aceite comestible contamine aproximadamente un millón de litros de agua, recomendó llevarlo en botellas de plástico. Esa sustancia es desechada por el desagüe a la red de alcantarillado, lo que produce obstrucciones y malos olores en las cañerías, se crea alimento para fauna nociva como ratas y cucarachas, además de que su proceso de depuración es más difícil y costoso.

Cuando el agua y el aceite se revuelven, se contaminan las cuencas internas, el mar y los acuíferos, lo que interfiere en la vida natural, degrada el entorno y facilita la proliferación de microorganismos perjudiciales para la salud.

El Mercado de Trueque es un programa de educación ambiental tiene como finalidad mostrar a los ciudadanos de manera tangible y directa que la basura se convierte en materia prima se separa adecuadamente.

Esta iniciativa fomenta la cultura y economía del reciclaje de manera constante y contribuye a minimizar la cantidad de residuos que se entregan al camión de la basura, toda vez que en la capital se generan cerca de 12 mil toneladas de residuos sólidos, de los cuales sólo 12 por ciento son reciclados.

En dicha actividad, que se llevará a cabo de 8:00 a 14:00 horas, se intercambian residuos reciclables como papel, botellas de vidrio, cartón, latas de aluminio, PET, tetrapack y electrónicos por productos agrícolas producidos en la Ciudad de México, provenientes de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta.

La intención es fomentar y apoyar a los productores del suelo de conservación con el objetivo de concientizar a la población sobre la oferta local que existe.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA