El cantante británico George Michael, fallecido el pasado 25 de diciembre, murió por “causas naturales”, informó hoy el juez forense Darren Salter, a cargo del caso.

El músico, hallado sin vida en su residencia de la localidad de Goring-on-Thames, en el condado inglés de Oxfordshire, por su actual pareja, el libanés Fadi Fawad, falleció por una “cardiomiopatía dilatada con miocarditis”, según los resultados de las nuevas pruebas practicadas al artista.

La primera autopsia realizada a Michael arrojó el pasado diciembre resultados “no concluyentes”, por lo que se dispusieron nuevos test.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA