El Tribunal Supremo ha condenado a Cesc Fábregas a pagar una multa de 46.000 euros y otras cantidades en función de diversas variables a la sociedad Eusara Servicios Deportivos SL, según informa la agencia EFE.

La sociedad demandó a Fábregas tras su intermediación en los contratos firmados por el jugador catalán con el Arsenal en 2005 y 2006 y, aunque en primera instancia fue desestimada por el Juzgado de Bilbao, la Audiencia Provincial de Bizkaia estimó parcialmente el recurso presentado por Eusara y condenó a Cesc a pagar 40.145 libras en concepto de remuneración, una cantidad menor a la solicitada, que ascendía a 379.000 libras más intereses.

Además, otra sociedad, Zirrintza SL también fue condenada a abonar el 10 % de las retribuciones percibidas por el Arsenal, un porcentaje confirmado ahora por el Tribunal Supremo.

La sentencia explica que “el reglamento de agentes FIFA impone que si el agente de jugadores y el jugador no optan por un pago único y el contrato de trabajo del jugador negociado por el agente de jugadores en su nombre durase más que el contrato de representación suscrito entre el agente de jugadores y el jugador, el agente de jugadores tendrá derecho a su remuneración anual incluso después de haber vencido el contrato de representación. Este derecho durará hasta que el contrato de trabajo objeto del contrato de representación venza o hasta que el jugador firme un nuevo contrato de trabajo sin la intervención del mismo agente de jugadores”.

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA