La industria del dinero móvil sumó el año pasado en América Latina, un aumento de 35 por ciento respecto del año anterior que posiciona a la región “como de crecimiento más rápido en cuentas registradas de dinero móvil a nivel global”.

El organismo internacional de operadores de móviles GSMA, organizadora del Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, del 27 de febrero al 2 de marzo en esta ciudad, presentó su “Informe sobre el estado de la industria del dinero móvil”.

De acuerdo con un estudio conocido aquí, se estima que hay más de 500 millones de cuentas de dinero móvil (cuentas bancarias o financieras gestionadas desde un dispositivo móvil) en 92 países del mundo.

En el caso de América Latina, desde 2011 que inició el servicio se tienen registrados 32 servicios operativos en 17 países y se trata de un área que en la región “muestra madurez y crecimiento futuro”.

El 75 por ciento de los servicios de dinero móvil en la región ya se ofrecen a través de aplicaciones para “smartphones”.

Según la GSMA, los patrones de pago sugieren que el dinero móvil se encuentra más integrado en la estructura de pagos en la región que en otras partes del mundo, como son los pagos comerciales en un 57 por ciento de las transacciones, mientras el promedio global es cinco por ciento.

Los pagos mayoristas que representan casi siete por ciento de las transacciones, mientras la tasa promedio global está apenas por encima del dos por ciento.

Sobre esto, el director de GSMA en América Latina, Sebastián Cabello, dijo que “todavía hay un amplio mercado sin aprovechar en términos de dinero móvil en América Latina, ya que todavía se encuentra en una etapa incipiente en la mayoría de los mercados”.

Explicó que para impulsar el dinero móvil en muchos casos “se deberá contar con regulación apropiada, acceso a infraestructura bancaria y asociaciones público-privadas”.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA