El cáncer infantil tiene una alta probabilidad de curación, superior al 80 por ciento, si hay una detección temprana y se atienden a tiempo sus síntomas, estimó el especialista Carlos Leal Cavazos.

El oncólogo del Hospital Universitario (HU) resaltó que en el 95 por ciento de los casos de cáncer infantil, no hay un factor que determine la aparición de una enfermedad oncológica.

“En los niños la detección oportuna es clave, porque no hay un factor que predisponga al desarrollo del cáncer como en los adultos, en menos del cinco por ciento de los casos, la enfermedad se asocia a un síndrome genético “, dijo.

Añadió que “por eso es importante que los papás estén atentos a sus hijos y en cualquier caso de sospecha, llevarlos a revisión médica”.

El cáncer infantil, detalló, se ubica en una serie de enfermedades malignas que suelen ser de diferentes tipos y muy agresivos, y se puede presentar desde el nacimiento hasta la adolescencia.

Mencionó que “uno de los más comunes es la leucemia, que es una neoplasia hematológica, siendo la más común la leucemia aguda linfoblástica, y otro tipo frecuente son los tumores cerebrales”.

De acuerdo con cifras del Centro Universitario Contra el Cáncer de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), al año atiende 80 nuevos casos, en tanto que la Secretaría de Salud en México, estima en más de 5 mil nuevos casos anuales en el país, dijo.

Recalcó que “la esperanza de vida es alentadora, ya que en etapas tempranas, el cáncer en infantes es curable en más del 80 por ciento”.

El especialista explicó que entre los síntomas que se deben tomar en cuenta son la fiebre, el sangrado por la nariz sin razón, las adenopatías (ganglios), color de piel pálida, la falta de apetito, entre otros.

Leal Cavazos expresó que la cirugía, quimioterapia y radioterapia son los principales tratamientos que se utilizan para combatir los diferentes tipos de cáncer en los menores.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA