Las mujeres mayores de 40 años y quienes han tenido un tratamiento por cáncer serían las más beneficiadas con las nuevas técnicas de fertilidad que permiten la criopreservación de óvulos.

En España, actualmente 60 por ciento de quienes recurren a esa técnica son mujeres de 40 años que han postergado la maternidad y 40 por ciento de las que han tenido cáncer de mama desean ser madres tras terminar el tratamiento.

En entrevista con Notimex, José Remohí, presidente del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), planteó que en general 15 por ciento de las parejas tienen problemas para concebir.

Uno de los principales retos es que las mujeres están postergando la maternidad hasta después de los 40 años cuando los óvulos pierden calidad y aumenta el riesgo de abortos y malformaciones genéticas en los bebés.

“La preservación de los óvulos congelados a menos 198 grados centígrados les permite que cuando pasen los años y decidan abordar la fertilidad tenga óvulos jóvenes y de esa forma revertir la incidencia de infertilidad en mujeres de edad avanzada”, subrayó.

Agregó que la calidad de los óvulos no se modifica al permanecer congelados, sin importar si es un día o varios años.

Sobre las mujeres jóvenes que deben someterse a un tratamiento contra el cáncer y después quieren ser madres, explicó que la quimioterapia merma el tejido ovárico, así como el tejido testicular en los hombres.

Para ellas la mejor oportunidad de tener hijos es conservar con esa técnica sus óvulos que posteriormente serían fecundados para ser embriones sanos, los que se les implantan para un buen embarazo.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA