El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Veracruz, Dany Martin Lois, afirmó que a partir del mes de marzo se iniciará una campaña para que se deje de usar  unicel y popotes en los restaurantes.

Añadió en entrevista que se impulsarán que se convierta en una prohibición establecida en Ley en el estado, ya que estos materiales tardan muchos años en desintegrarse y afectan al medio ambiente.

“Un popote se usa en promedio entre 5 y 10 minutos y tarda más de mil años en deshacerse”, enfatizó. 

Agregó que en la Ciudad de México ya es Ley, por lo que se harán las gestiones para que los diputados hagan lo propio y se prohiba su uso.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA