Sin la ayuda de los trabajadores mexicanos la economía de Estados Unidos colapsaría inmediatamente y por eso los hombres de negocios van a seguir con su expansión fuera del país, advirtió John Mundell, dueño de una compañía especializada en política ambiental.

El propietario de Mundell & Associates participó el pasado fin de semana de un encuentro en el Vaticano entre el Papa y los agentes de la llamada “Economía de Comunión” (EdC), un modelo de desarrollo empresarial comprometido con los más necesitados.

En esa audiencia Francisco criticó con fuerza el capitalismo salvaje que pone al centro de sus intereses al “dios dinero” y no a la persona humana, además de animar a los empresarios a comprometerse para cambiar “las reglas del juego”.

Mundell participó hace algunos años en México de un curso sobre las bases de la EdC con jóvenes emprendedores del país y estadunidenses. Cuestionado sobre el particular, advirtió que esa colaboración “puente entre los dos lados de la frontera” continuará, sin importar las políticas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“LOS HOMBRES DE NEGOCIOS VAN A IR MÁS ALLÁ DE LA POLÍTICA DE (DONALD) TRUMP. LO PUEDEN HACER Y LO HARÁN. ESTADOS UNIDOS ES UN PAÍS MUY CAPITALISTA. NOSOTROS VAMOS A SEGUIR ADELANTE”, ADVIRTIÓ EN ENTREVISTA CON NOTIMEX.

Insistió que muchos trabajadores mexicanos están ayudando a los negocios estadunidenses ahora y si todos ellos dejarían el país la economía “se colapsaría inmediatamente”.

“Es un problema real. La mayor parte de los negocios en Estados Unidos necesitan a estos trabajadores y ellos toman los trabajos que los trabajadores estadunidensen no quieren”, estableció.

Reconoció que la población de su país está dividida, ya que muchos ciudadanos votaron por Hillary Clinton y otros por Donald Trump; de todas maneras aclaró que los directivos de las grandes empresas como Apple, Google y las más importantes multinacionales, no están apoyando las políticas del presidente.

“Ellos no creen en una nación llena de muros, están abiertos a las multinacionales. Estamos esperando, veremos qué pasa. Nosotros seguiremos adelante sin importar quién esté a cargo en los Estados Unidos”, añadió.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA