Petróleos Mexicanos llevó a cabo un simulacro mayor nivel IV en las instalaciones del complejo petroquímico Cosoleacaque.

El ejercicio comenzó a las 11 de la mañana,  tuvo una duración aproximada de 60 minutos y consistió en una fuga de amoniaco en la línea de salida de la esfera de almacenamiento TE-200 en el área de amoniaducto II.

Durante la práctica fueron desalojados más de mil 300 trabajadores. Además, cinco personas resultaron lesionadas, dos de ellas enviadas a un hospital y decenas de colonos de tres calles aledañas fueron evacuados.

En una situación real, el amoniaco podría causar intoxicación, quemaduras y hasta la muerte a las personas. Sin embargo, no se ha presentado una emergencia de esa magnitud desde la fundación de la factoría, en 1962.

Actualmente, la planta se encuentra en rehabilitación y se prevé que el año entrante reinicie operaciones, detalló el subgerente del complejo, Ariel Morales Herrera.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA