“Estamos encabronados”, expresó el presidente municipal de Papantla, Marcos Romero Sánchez, al señalar que la retención de recursos federales ha generado una crisis en los municipios, por la falta de inversión en obra e infraestructura.

“No es justo que estemos dejando a los ciudadanos sin obra pública, que dejemos a familias sin empleo y que no tengamos para poder pagar nóminas ni para la seguridad del municipio”.

Incluso, alertó que es tan complicada la situación que los Ayuntamientos no tienen dinero para pagar nóminas a trabajadores y policías, por lo que previó que en los últimos meses esta situación se agudice.

“No tenemos para combustible, para refacciones y se acerca una situación muy difícil, ya no tenemos para obra, para pagar a los policías, para seguridad o nóminas”.

En el caso de este Ayuntamiento, la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) le ha retenido 100 millones de pesos por conceptos como el Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) y Fondo de Aportaciones Municipales (FAM), Fondo de Caminos y Puentes Federales, Fondo para el Fortalecimiento Financiero para Obras (Fortafim) y bursatilización.

El alcalde aseguró que las autoridades estatales están devastando a los municipios pues algunos se verán obligados a despedir personal.

pmc/Foto:

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA