A fin de conformar una red de historia oral regional, el coordinador del Kantiyan del Centro de las Artes Indígenas (CAI), Miguel Juan León, fue becado por el Centro de Documentación, Investigación e Información de los Pueblos Indígenas (DOCIP), situado en Ginebra, Suiza, para participar en un taller de seguimiento en Buenos Aires, Argentina.

El encuentro fue del 26 de septiembre al 02 de octubre, con la presencia de jóvenes delegados de Bolivia, Chile, Nicaragua, Perú, Colombia, Paraguay, Ecuador, Guatemala y México, con la idea de constituir una red mundial de historia oral indígena.

Cabe señalar que el curso es parte de un proyecto que se efectuó en marzo en Dakota del Sur, y se espera que continúe en Asia y África. Por esta ocasión, durante cinco días, Miguel Juan León asistió a clases teóricas y actividades prácticas, en las que también participaron notables indígenas de la región.

Al respecto, señaló que en momentos difíciles resulta esperanzador comunicar y compartir el modelo de regeneración cultural de El Tajín, especialmente entre los hermanos jóvenes de los pueblos indígenas de América Central y Sudamérica: Kichwa de la Amazonía (Ecuador), Quechua-Andina-Ayacucho (Perú), Maya Kaqchikel (Guatemala), Aymara-Qullasuyu (Bolivia), Diaguita y Qom (Argentina), Embera (Colombia), Ngäbe-Buglé (Panamá), Ayoreo Totobiegosode (Paraguay) y Mapuche (Chile).

Este encuentro fue organizado por el Consejo de los Primeros Delegados ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en coordinación y apoyo del DOCIP de Ginebra, cuya peculiaridad radica en que se conforma por gente joven activa en las redes, que puede desempeñar el papel de receptor para difundir y fortalecer el movimiento indígena regional.

El caso del representante del CAI, originario del municipio de Mecatlán, Veracruz, ha destacado por participar en foros y encuentros internacionales, como El Colegio de la Globalización 2014, en el que confirmó su compromiso para impulsar a la cultura totonaca.

En consecuencia, su labor pone en alto al Centro de las Artes Indígenas, que en 2012 fue incluido en la Lista de Mejores Prácticas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA