Veracruz, Veracruz – El 2016 no ha traído buenas noticias para decenas de veracruzanos que han sido víctimas de robo de identidad; de acuerdo con datos de la Delegación estatal de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en lo que va del año suman 30 casos registrados en Veracruz, en promedio dicha dependencia está atendiendo cinco por semana y en cada uno de ellos el fraude asciende a por lo menos 200 mil pesos.

Tras confirmar estas cifras, el encargado de la oficina de la Condusef en Veracruz, Rafael Trillo Gracida, reconoció que la situación está creciendo a un ritmo alarmante, y lo peor es que en el mejor de los casos la solución toma de uno a tres meses, aunque la mayoría se resuelven en más de un año y no siempre existe la garantía de que el contribuyente gane el proceso.

“Es un mundo que se nos está disparando con respecto del año pasado también (…) les están haciendo cobros de tarjetas que no reconocen, les están haciendo cobros inclusive por automóviles y están alarmados (…) tenemos 30 casos y te estoy hablando que es arriba de 200 mil pesos cada caso”, precisó.

Rafael Trillo Gracida, recordó que el último caso en Veracruz es de un joven a quien le están atribuyendo una deuda de 400 mil pesos, “Me acaba de llegar un asunto de un muchacho que apenas acaba de terminar su carrera y le hicieron cargos por 400 mil pesos la mamá venía muy afligida”, argumentó.

Frente a este panorama informó que están trabajando en coordinación con instancias como el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), Instituto Nacional Electoral (INE) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), para emprender acciones que ayuden a evitar el robo de identidad, especialmente para que se castigue a las instituciones bancarias que no toman las precauciones para ofertar un crédito.

“Vamos a llamar a los bancos que no estén dando créditos a diestra y siniestra, porque también hay una responsabilidad de los bancos de la gente que vende carros o vende inclusive casas terrenos”, explicó.

Recordó que es muy importante que no deje correspondencia en la basura y tampoco en los buzones, porque son maneras en las que los estafadores pueden obtener información personal, además algo primordial es revisar constantemente el estado de buró de crédito.

“No voy a entregar el reporte especial de buró de crédito a ninguna persona que no sea el interesado, entonces que tiene que hacer, venir con su credencial de elector la original y le pediré una fotocopia y con mucho gusto les entregamos su reporte de lunes a viernes”, indicó.

A nivel nacional el caso de robo de identidad más alarmante que registró la Condusef se dio el año pasado al norte del país, en donde a una joven se le atribuyó una deuda de más de mil 800 millones de pesos, sin que tuviera conocimiento de ninguna transacción.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA