La Dirección de Ecología del Municipio de Benito Juárez reforzó este fin de semana el monitoreo y acciones de control en corrales y nidos de tortuga que están por hacer eclosión en playas de la zona hotelera de Cancún.

En entrevista, Lorena Flores Dzul, directora del área de Manejo de Recursos Naturales de la dependencia municipal, precisó que el trabajo se concentra en Playa Delfines, donde se contabilizan más de 500 nidos

AÑADIÓ QUE SE TRATA DE ACCIONES QUE REALIZAN DE “MANERA RUTINARIA Y DIARIA LA VIGILANCIA”, CON RECORRIDOS POR TODOS LOS ARENALES PARA SUPERVISIÓN.

El operativo se realizó luego de que inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), realizaron una visita a un predio cercano al punto de anidación en Playa Delfines, donde se pretende construir un hotel de 14 pisos con más de 400 habitaciones.

De hecho, en un comunicado, la Profepa refiere que se documentó que en la zona federal marítimo terrestre colindante al proyecto se ubica un corral de incubación de tortugas marinas, el cual cuenta con una superficie de 330.59 metros cuadrados, instalado por la Dirección General de Ecología Municipal.

En ese sentido, Flores Dzul explicó que de los 520 nidos sembrados solamente en Playa Delfines desde mayo que inició la temporada de anidación, 320 ya nacieron, por lo que todos los días, personal de dicha instancia se encarga de recorrer los arenales en 12 kilómetros de extensión para ver que estén en buenas condiciones.

Asimismo, refirió que una de las tareas de rutina es la limpieza de los huevos que no nacieron y tienen que ser enterrados para que se desintegren en arena nuevamente, procedimiento avalado por normas ambientales, además de hacer el reconteo y liberación de las crías.

Como ejemplo, dijo que en el corral de Playa Delfines donde hay tres turnos de vigilancia, este sábado nacieron 325 crías que fueron liberadas automáticamente y lo mismo se hace en el resto de los sitios resguardados.

Agregó que pese a que la temporada de anidación y liberación es de mayo a octubre, en particular en ese corral de ese sitio se tiene pronosticado que el último nido haga eclosión a finales de noviembre o principios de diciembre, por la forma como fueron anidando los quelonios.

De acuerdo con cifras que proporcionó, se calcula que de 120 a 180 huevos se encuentran en cada nido, que 90 por ciento es el pronóstico de eclosión del total de huevos en cada uno.

Indicó que las cifras preliminares de la temporada de anidación 2017 establecen que en el municipio de Benito Juárez se tienen 9 mil 858 nidos con un millón 131 mil huevos contabilizados, y 51 corrales en total.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA