Cuidados esenciales como dormir bien, comer sano o hacer ejercicio no son suficientes para prevenir la neumonía, se necesita de herramientas preventivas como las vacunas para evitar la hospitalización e incluso la muerte.

Así lo destaca el Jefe de Asuntos Médicos y Científicos de América Latina de Pfizer, Alejandro Cané, en un mensaje con motivo del Día Mundial contra la Neumonía, que se conmemora este 12 de noviembre.

En entrevista con Notimex, el especialista dijo que se debe concientizar a la población sobre la existencia y gravedad de la enfermedad, además de que el uso de herramientas preventivas generará más salud y resultará efectiva para el ahorro de una nación.

“México tiene actualmente en su calendario la vacuna antigripal y la polisacárida 23 valente para mayores de 65 años de edad y en el mercado privado está disponible para niños menores de dos la vacuna conjugada neumocócica trece valente, esta es una herramienta de prevención conjugada única y con la mayor cantidad de serotipos que ofrece mejor protección.

Estamos en un proceso de cumplimentar los pasos para poder participar de las licitaciones que hace el gobierno mexicano para poder ofrecer esta vacuna conjugada en el ámbito público también, lo cual esperamos lograr el año próximo”, señaló.

Detalló que entre más niños, adultos mayores y grupos que por otros padecimientos son vulnerables a la enfermedad, estén vacunados habrá menos casos de neumonía y cuadros menos severos en México.

“Es importante para todas las naciones recordar que la lucha contra la neumonía no es un solo día, se trabaja para que se efectúen a lo largo del año y en diversos países varios congresos científicos médicos para hablar y mantener presente el tema como parte de una actividad contínua”.

Recordó que la celebración tiene su origen en los países del norte, pues es en noviembre cuando ingresan las estaciones más frías del año, pero en los países del sur esta fecha resulta un poco descontextualizada ya que la temperatura más baja se presente a partir de abril.

“Pese a esta disparidad, el punto relevante de recordar la lucha contra la neumonía es hacer un llamado a todos las países para redoblar esfuerzos e informar a la gente que la neumonía es grave, que puede matar y que no es una enfermedad rara, es muy común”.

Agregó que actualmente en México, la empresa farmacéutica a la que representa, apoya a la investigación científica para que diversos especialistas desarrollen datos de epidemiología local para mostrar a la población que la neumonía no es un invento ni de un gobierno, ni de un laboratorio.

A lo anterior se debe considerar que si el gobierno de una nación invierte en vacunas ahorrará en costos por tratamientos. En México se reporta un porcentaje de mortalidad por neumonía de 16.2 por ciento, superior al promedio de países desarrollados y la mortalidad de neumonía adquirida en la comunidad por todas las causas varía de 5 a 15 por ciento.

La enfermedad contribuye a una proporción significativa de hospitalizaciones en unidades de terapia intensiva y los costo directos relacionados por el padecimieton son: clínicos por neumonía hospitalaria, 80 mil 416, y por neumonía ambulatoria, 23 mil 253.

“La salud es la herramienta básica para tener todo lo demás, si esta falta nada nos queda”, refirió Cané. “No hay nada más interesante que invertir en salud, esto genera gente mas sana, que vive más, produce más y por lo tanto genera más riqueza a esos país”.

Por ello, el especialista recomendó cambiar el paradigma en temas de salud y educación, para ubicarlos en el centro del motor de desarrollo de los países.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA