El obispo de la Diócesis de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, al hablar del primer año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, dijo que no es fácil remediar el caos que se dejó en el estado de Veracruz.

“Yo pienso que remediar un caos como existía en el gobierno del estado pues no es cosa fácil ni era esperable, yo lo dije desde que se habló de un gobierno de dos años, desde entonces lo dije,  que no es el mejor camino para cualquier tipo de diríamos de alternacia, porque en realidad digo dos años es muy poco (…) yo pienso que como dice el dicho, de lo perdido lo que aparezca”.

Aseveró que el gobierno estatal ha hecho un gran esfuerzo para poner orden del estado, pero hay áreas que no son tan fáciles como es el caso de la seguridad.

Agregó que se deben redoblar esfuerzos en todas los ámbitos, porque además de la seguridad es importante reactivar el desarrollo económico de la entifad.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA