Después de permanecer 90 años en el mercado automotriz, la empresa “Juan Osorio López”, cerró su historia y administración, el Grupo Diez, son los nuevos concesionarios de Ford Company.

Por el cierre de esta agencia automotriz, más de 200 empleados quedaron a la deriva por lo que le piden a Jorge Osorio Corrales, Director General de la empresa, les pague y los liquiden con forme a la ley; con lagrimas en los ojos, dijeron a Imagen del Golfo, estar muy desconcertados y tristes por la estrepitosa caída financiera que sufriera la empresa, dejando sin empleo y en orfandad a muchas familias de Coatzacoalcos que dependían al cien por ciento de este recurso económico para vivir.

“No sabemos ni que hacer, nuestro futuro hasta el momento es incierto, nadie nos dice nada, aquí estamos entregando a marchas forzadas las instalaciones, muchos tenemos más de 40 años laborando en la empresa, habíamos tenido altas, bajas, pero nunca como ahora, desgraciadamente dejaron en las manos equivocada la administración, esto fue un desastre, dos años bastaron para acabar con todo; nunca ni por mi mente paso entregarle mi lugar a la competencia, gracias a Dios que Don Juan y Doña Gloria, no están, no les toco vivir esta situación, se hubieran vuelto a morir de ver como terminaron sus empresas, su orgullo lo mataron, están desfalcadas, empeñadas, lo que tanto les costó construir en un abrir y cerrar de ojos se termino”, dijeron los empleados.

Trabajadores del área administrativa hasta este sábado seguían en la entrega de las oficinas, mientras que los demás se aglutinaban en pasillos y a las afuera de las instalaciones esperando su pago y su respectiva liquidación, varios empleados cuentan con 45 años dentro de la empresa mientras que otros tienen 20.

“Jorge, se fue, nos dejo solo, no contesta el teléfono, la gente que está a cargo dicen que no saben nada nuestra pregunta ¿Quién nos va a pagar y liquidar? sabemos que ‘Coco’ está en Caribe disfrutando unas buenas vacaciones, pescando en su yate, mientras nosotros estamos esperando que alguien nos resuelva nuestro problema, hablamos con la contadora Paty, la administradora de la empresa y esta se escusa que no sabe nada, los empleados vamos a estar aquí, no podemos irnos hasta que se nos pague, de no hacerlo entablaremos una denuncia, varios compañeros ya la presentaron y están en proceso”.

Por otra parte los afectados indicaron que la mala administración de la empresa, los llevo al grado de empeñar en Fundación DONDÉ, más de 100 unidades nuevas y 50 semi nuevas, mismas que están resguardadas por la antes mencionada, la desorbitarte deuda con proveedores es otras de las cosas que ahogo a la automotriz mismas que también no tienen para cuando finiquitar, por otra parte aclararon que las instalaciones de la empresa Juan Osorio López, no fueron vendida y solo están rentadas a la competencia.

“Ojala que este lunes se arregle todo y podamos finiquitar en buenos términos nuestra participación laboral con la empresa, esperemos que la familia Osorio Corrales, tomen en cuenta la lealtad, honestidad, el amor y la camiseta bien puesta que tuvimos durante todos estos años con ellos y sus padres, fue nuestra segunda casa, aquí vivimos grandes momentos, triunfos, la muerte de nuestros patrones y de varios compañeros, por eso les pedimos nuestra salida dignamente de aquí, no queremos que nos boten por la puerta de atrás, los años entregados y laborados en este lugar, bien merecen nuestra salida por la parte de enfrente”, dijeron los entristecidos trabajadores.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA