El obispo de la Diócesis de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, insistió en la necesidad de “reconstruir el tejido social” en el estado, ante el repunte del índice delictivo.

“Se debe reconstruir el tejido social que se ha ido deteriorando por todas las situaciones como lo son el relativismo moral, la violencia, el narcotráfico, la criminalidad o la corrupción”, dijo en conferencia de prensa.

El Obispo, aseguró que toda la criminalidad daña la esperanza y el futuro en los jóvenes, por eso se espera que en esta reflexión y que lo que surja, lleguen iniciativas para mejorar.

“El ambiente de un joven se debe también a las familias, en los hogares es en donde ellos aprenden y por eso es prioritario que los padres se involucren con ellos, es de responsables el que ellos utilicen su libertad con responsabilidad, ya siendo padres que vivan juntos o separados, ellos tienen la responsabilidad de ver y guiar a sus hijos”, recomendó.

Además, pidió escuchar y apoyar a los jóvenes para que estos sean guiados por el camino del bien y de productividad.

“Es necesario el interesarnos e involucrarnos en lo que piensan y sienten los jóvenes, sobre lo que les pasa, ir aprendiendo de ellos para que elijan los mejores caminos, en el caso de las evangelizaciones”, externó.

Reiteró que este año, se realiza un llamado a toda la población, tanto pastoral, sacerdotes, católicos, las religiosas, adultos etcétera, tengan a bien el escuchar a los jóvenes para entenderlos, lo que les pasa a ellos y cómo apoyarlos, ya que ellos son la esperanza presente y futura de la ciudad.

“En año de la juventud, es importante que los jóvenes evangelicen a otros jóvenes, pues con ello se les llena de esperanza a los que se acercan a la iglesia de esa manera, ya que si un joven apoya a otro, este tendrá la confianza de seguir estos pasos y ubicarse por el buen camino”, refirió.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA