“La burra no era arisca”, señaló el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Veracruz, Pedro Aguilar Pizarro, al referirse al temor que mantiene el sector de la construcción de confiar en la administración estatal actual, que se comprometió a pagar por las obras públicas que realizan los constructores veracruzanos, pues durante el sexenio pasado, Duarte de Ochoa dejó un gran adeudo con este sector productivo.

“Te puedo decir que la burra no era arisca y por ejemplo obras que hoy se están ofreciendo en dependencias municipales, estatales o federales donde te invitan a hacer una obra y no hay anticipo, pues la gente no está queriéndolas hacer”, señaló.

Y es que durante la pasada administración, realizaron obras públicas no sólo estatales, sino también municipales, que no fueron liquidadas por los gobiernos, situación que permeó en la estabilidad económica de un gran número de empresas, que hasta la fecha, no se han logrado recuperar, según explicó el titular de la CMIC, por lo que ahora en cada proyecto piden un anticipo.

“Detalladamente te lo digo, nos ha ido mal, no hemos tenido obra en los últimos dos años de la administración pasada y en los 8 o 9 meses que ya llevamos de esta, afortunadamente hay un impulso por parte del gobernador de cerrar bien el año con obras”, dijo.

Reconoció que en las recientes obras anunciadas por el gobernador sí han sido tomados en cuenta y pese a su desconfianza han participado en cada licitación publicada, pues más del 60 por ciento de las actividades de este sector se concentran en las obras públicas y el resto en obras del sector privado.

“El simple contrato con cualquier institución es una garantía de pago, que no se realice por alguna de las dos partes, o hacer la obra por el firmante que lo ejecuta, o no pagar por parte del dueño de la obra, pues implica ya una situación ilegal”, dijo.

Finalmente mencionó que en la construcción de carreteras están participando empresas veracruzanas, por lo que esperan terminar el año con trabajo.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA