Durante septiembre de 2017, 76% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro, de acuerdo con los resultados del decimoséptimo levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, realizada por el Inegi durante la primera quincena del noveno mes del año.

Este porcentaje representó un incremento de 1.1 puntos porcentuales respecto a junio de 2017 y 4.1 puntos respecto a septiembre de 2016, con lo que llegó al nivel más alto del que se tenga registro desde que empezó a levantarse esta encuesta en septiembre de 2013.

La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 80.3%, mientras que los hombres se ubicaron en 71.1 por ciento.

Así, las ciudades con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron: Villahermosa con el 98.4%; Coatzacoalcos, 97.0%; Región Norte de la Ciudad de México 94.8% (que Incluye las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztacalco y Venustiano Carranza); Reynosa, 93.6%; Ecatepec de Morelos, 93.5%; y la Región Oriente de la Ciudad de México, con 93% (que incluye las delegaciones Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco).

Por otro lado, las ciudades cuya percepción de inseguridad es menor fueron: Mérida con 27.4%; Puerto Vallarta, 28.9%; Piedras Negras, 34.3%; Saltillo, 42.2%; Durango 44.2%; y San Francisco de Campeche con 44.4%.

81.8% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 74.6% en el transporte público, 68.1% en las calles que habitualmente usa y 67.7% en el banco.

Durante el tercer trimestre de 2017 el porcentaje de la población que mencionó haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda fue: consumo de alcohol en las calles (65%), robos o asaltos (64.9%), vandalismo en las viviendas o negocios (50.9%), venta o consumo de drogas (43.1%), bandas violentas o pandillerismo (34.8%) y disparos frecuentes con armas (33.8%).

El 62.5% de los encuestados, manifestó que modificó sus hábitos respecto a “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito; mientras que 54.3% reconoció haber cambiado hábitos respecto a “permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda”; 52.3% cambió rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas las ocho de la noche” y 33.4% cambió rutinas relacionadas con “visitar parientes o amigos”.

Entre los resultados de la Encuesta, destaca que los porcentajes de la población adulta que identificó a las diversas corporaciones policiales y que percibió su desempeño como “muy o algo efectivo” en sus labores para prevenir y combatir la delincuencia fueron: Marina (87.3%), Ejército (84.6%), Gendarmería Nacional (72.5%), Policía Federal (65%), Policía Estatal (50.4%) y Policía Preventiva Municipal (40.3%).

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA