La pareja formada por Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez ha vuelto a ofrecer toda una exhibición de la felicidad que les invade a ambos en su ámbito doméstico, gracias a la idílica relación sentimental que les une y, sobre todo, a la buena sintonía que la mallorquina mantiene con los tres retoños del futbolista: su primogénito Cristiano Junior y los mellizos Eva y Matteo.

En esta ocasión, sin embargo, ha sido la española quien ha tomado la iniciativa a la hora de compartir en las redes sociales nuevos ejemplos de la apacible y sosegada vida que llevan los dos enamorados de puertas para adentro, rompiendo así con la dinámica informativa que hasta ahora parecía dar primacía a la cuenta de Instagram del futbolista.

Concretamente, la fotografía que ha publicado Georgina en su cuenta de la famosa red social les retrata a todos posando con naturalidad y ataviados con cómoda indumentaria deportiva, cumpliendo fielmente con el estilo de las modernas estampas familiares que predominan hoy en día en la esfera virtual: fotos relativamente espontáneas acompañadas de sucintas declaraciones de amor.

Sobran las palabras ❤️ Os amo

A post shared by Georgina Rodríguez (@georginagio) on

“Sobran las palabras, os amo”, reza el escueto mensaje que sirve como descripción de la imagen en Instagram.

El detalle más novedoso de la instantánea quizá resida en el hecho de que, a diferencia de publicaciones anteriores, Georgina posa de perfil para lucir orgullosa su barriguita de embarazada, del que será su primer hijo y nada menos que el cuarto para el delantero del Real Madrid.

Poco antes de que Georgina hiciera semejante ejercicio de transparencia sobre los entresijos de su vida personal, el propio Ronaldo presumía ante sus seguidores de la esfera virtual sobre los románticos almuerzos de los que suele disfrutar junto a su amada cuando su apretada agenda deportiva se lo permite, para los cuales opta siempre por los mejores restaurantes de Madrid.

“Comiendo en el mejor restaurante de Madrid”, reza el título de una fotografía en la que ambos aparecen sonriendo a la cámara y a la espera de recibir sus suculentos platos.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA