El conflicto que existe con el inmueble del Club de la Asociación Deportiva Orizaba (ADO) es entre particulares y podría tener trasfondo político para golpeteo, consideró el alcalde electo Igor Rojí López.

“Se me hace extraño, hay algún trasfondo aquí, quizá para tratar de golpearme. Finalmente ellos se tienen que dirigir al presidente de la asociación, que es Gerardo Revuelta, quien tendrá que contestar esa situación”

Rojí López mencionó que el tema se ha maximizado pero él no tiene ningún problema a pesar de que tiene nexos con varios de los socios, pero ahí se trata de una propiedad privada que está al corriente en el pago de sus contribuciones.

Recordó que ese es un tema que le corresponde arreglar a quienes son socios de ese lugar en una asociación civil, pero hoy hay gente que no lo es y está reclamando ese tema.

El próximo presidente municipal de Orizaba dijo que este problema tiene un trasfondo y lo que buscan quienes estén detrás de esto, es tratar de perjudicarlo, “son condiciones que a lo mejor las están creando para golpearme, escandalizar y golpear”.

El entrevistado señaló que este es un conflicto que tendrá que resolver la misma asociación civil y entre sus socios sabrán cuál será el mejor destino para el inmueble.

“Hay mucha gente que está reclamando este tema y que en su vida fueron socios del ADO y ni siquiera habían pisado en alguna ocasión los campos deportivos del ADO, por eso se me hace extraño, hay un trasfondo para tratar a lo mejor a empezar a golpearme. La verdad al fin de cuentas ellos se tienen que dirigir al presidente de la Asociación el señor Gerardo Revuelta y es quien tiene que dar contestación de lo que pasa”.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA