El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) propuso que mediante decreto presidencial se quite el tope para deducir donativos para los ejercicios fiscales 2017 y 2018, pues se requiere un apoyo extraordinario dada la magnitud de los sismos ocurridos este mes.

Ante las necesidades económicas que se requerirán por los temblores recientes, el presidente del IMCP, José Luis García Ramírez, recordó que la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) establece los donativos que pueden ser deducibles.

Para las personas morales, agregó, el monto de deducible es hasta el 7.0 por ciento de la utilidad fiscal del ejercicio inmediato anterior, y para las personas físicas, el 7.0 por ciento de los ingresos acumulables del ejercicio anterior.

Sin embargo, debido a los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre pasados, la sociedad civil ha realizado esfuerzos importantes para apoyar con donativos en dinero y especie a los sectores de la sociedad que se vieron afectados.

“Debido a la magnitud de los sismos, es una situación extraordinaria de apoyo la que se requiere”, subrayó a través de un comunicado el dirigente del IMCP, que agrupa a más de 21 mil contadores públicos en 60 colegios de profesionistas.

“Por lo anterior, se propone que, mediante decreto presidencial, se establezca que todos los donativos que se realicen en los ejercicios fiscales de 2017 y 2018 no tengan ningún límite de deducibilidad, en la medida en que dichos donativos sean entregados en dinero o especie a las donatarias autorizadas por la Ley del Impuesto sobre la Renta”, planteó.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA