El presidente Enrique Peña Nieto informó que el gobierno federal tiene trazados tres objetivos para el apoyo a la población damnificada de Oaxaca y Chiapas, por el sismo de 8.2 grados Richter que se registró el pasado jueves 7 de septiembre.

En conferencia de prensa, tras sostener una reunión de evaluación en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y los titulares de las secretarías de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; de Marina-Armada de México, Vidal Francisco Soberón y de la Secretaría de Hacienda, José Antonio Meade; el mandatario destacó que estos tres ejes son: asegurar víveres, atención médica y reconstrucción de las zonas dañadas.

El gobierno de la República desde que ocurrió este sismo ha estado y seguirá estando todo el tiempo en absoluta solidaridad y respaldo, apoyo y ayuda a la población damnificada hasta que se concluyan realmente tres objetivos que nos hemos trazado.”

El primero de ellos es atender a la población damnificada, especialmente en la dotación de víveres, de alimentos, de despensas, de asegurarles que tengan una alimentación diaria a través de albergues y comedores comunitarios que se han instalado. Que tengan cubiertas sus necesidades básicas Además de asegurar la prestación de los servicios médicos necesarios”, destacó.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA