La estancia de Lily James en Francia para comenzar el rodaje de su próximo filme, ‘Mamma Mia: Here We Go Again’, se vio empañada este fin de semana por el robo de su bolso, donde guardaba además el pasaporte, un incidente que alteraba todos sus planes al dejarla virtualmente atrapada en el país.

“SE ENCONTRABA EN EL PAÍS GRABANDO ALGUNAS ESCENAS DE ENSAYO PARA SU NUEVO PAPEL EN ‘MAMMA MIA’ CUANDO SUCEDIÓ. AL DARSE CUENTA DE QUE SU PASAPORTE TAMBIÉN HABÍA DESAPARECIDO ENTRÓ EN PÁNICO PORQUE SE HABÍA QUEDADO SIN MANERA DE REGRESAR A CASA”, EXPLICA UNA FUENTE AL PERIÓDICO THE SUN.

Afortunadamente, la intérprete contaba con la ayuda de todo un equipo de producción para ayudarle a resolver el contratiempo y regresar a Londres, donde reside junto a su pareja, el también actor Matt Smith.

“Por suerte los jefes le consiguieron un permiso para viajar. Resultó todo muy estrenaste”, apunta.

Lily, que se dio a conocer al gran público participando en la serie ‘Downton Abbey’ y el remake de ‘La Cenicienta’, trabajará en este nuevo proyecto con Meryl Streep, Colin Firth y Amanda Seyfried, cumpliendo así su deseo de dar un giro a su filmografía para dejar de lado los filmes de época y centrarse en proyectos con un toque más ‘rock n roll’.

“‘Baby Driver’ ha sido un soplo de aire fresco”, aseguraba recientemente sobre su último proyecto, una película de acción sobre ladrones de bancos. “Todos los proyectos presentan sus propios desafíos, pero he disfrutado mucho, mucho haciendo algo más contemporáneo y quiero seguir por este camino. Quiero hacer algo más rock n roll. Pero al final siempre aceptas las ofertas que te llegan según cuál sea el mayor desafío, o te presente el mejor personaje o la oportunidad de trabajar con el mejor director”, reconocía.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA