Universidades privadas no acreditan programas de enfermería y de medicina debido a que no se encuentra obligados hacerlo, generando que se ponga en duda la calidad educativa que brindan, afirmó Francisco Monte de Oca Garro, Vocal Ejecutivo de los Comités Internacionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

Reveló que en el caso de las universidades de medicina por parte del 20 por ciento hay un rechazo para que realicen el programa de certificación de sus programas de estudios.

Explicó que no existe la forma de obligar a las instituciones a que se acrediten, hay huecos en la legislación que impiden obligarlos a que lo hagan, son las universidades privadas las que no se acreditan por lo que se desconoce la calidad que ofrecen a sus estudiantes, en el caso de gubernamentales deben hacerlo.

En los procesos de acreditación se ha logrado identificar que se requiere una mayor uniformidad en los planes de estudio, debido a que existe160 escuelas de enfermería en el país y se tienen prácticamente un programa para cada una de ellas.

El hecho de que se tengan planes de estudios diversos deja claro que no todos están dirigiendo los esfuerzos formativos hacia el lugar que se debe, aunado a esto el sector salud no ha dado la pauta hacia donde se deben trabajar “Con desorden la gente ha llevado los planes de estudio a donde considera, este es un problema para los pacientes” dijo.

Subrayó que entre las observaciones y recomendaciones que se realizan a las universidades que se acreditan son las de mejorar las relación entre las facultades y los servicios de salud para la formación de los estudiantes y es que la universidad puede coadyuvar a mejorar los servicios de salud.

Por su parte, Silvia Cardenas, evaluadora externa Consejo Mexicano para la Acreditación de Enfermería (COMACE), reveló nivel nacional son 64 programas y 39 universidades que han sido acreditadas hasta este momento y reafirmó que son pocas las universidades privadas que se someten a los programas de evaluación de calidad.

Destacó que el hecho de que las instituciones educativas no cuenten con acreditaciones deja claro que no son programas de calidad, esto impacta en el sector salud en la atención que se brinda al individuo, familia y comunidad.

Las principales deficiencias que se han detectado dijo es que el personal no es de tiempo completo, generalmente trabaja en la institución educativa y de salud, el problema que genera es que no está acorde al 100 por ciento con el programa, sin embargo, la gran ventaja que tiene es que se tiene la experiencia docente y práctica.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA