Tras asegurar que concluirá su mandato el 31 de diciembre, el alcalde de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero Rosiñol, aseguró que entregará finanzas sanas a la siguiente administración.

Luego de las declaraciones del presidente municipal electo, Víctor Carranza Rosaldo, el edil porteño dijo que está tranquilo con respecto a la situación financiera, pues tanto la Auditoría Superior de la Federación (ASF) como el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) han auditado al ayuntamiento.

“Nosotros queremos entregar el ayuntamiento con finanzas saneadas, con una nómina equilibrada a lo que es el personal de base que tiene muchos años y dejar las mejores condiciones para que la próxima administración pueda iniciar sin problemas la administración”, expresó.

En entrevista, Caballero Rosiñol recordó que desde el año pasado el gobierno local sufrió la retención de más de 240 millones de pesos, lo cual fue demandado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de tal suerte que el resolutivo podría salir a favor del municipio en lo que resta del año o a partir del 2018.

Con respecto a la nómina, el alcalde puntualizó que no serán heredadas más de 30 basificaciones, tal y como lo establece el Contrato Colectivo de Trabajo y enfatizó que no se han generado juicios laborales extra a lo que ha sido arrastrado por anteriores administraciones. Los adeudos con proveedores y contratistas, añadió, han sido solventados en forma paulatina.

Joaquín Caballero dejó en claro que concluirá su gestión el 31 de diciembre y no pedirá licencia antes.

“No pediremos licencia, la idea es estar en la responsabilidad hasta el último día del mandato para efectos de garantizar que dejemos la administración en las mejores condiciones posibles”, agregó.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA