Personal Especializado de Petróleos Mexicanos atendió un escurrimiento natural de aceite, que se registró en la Colonia Francisco I. Madero de esta ciudad. El incidente quedó controlado antes de las 17:00 horas y no representó riesgo para la población.

Una revisión en la zona, permitió determinar que el escurrimiento provino de un afloramiento natural conocido como chapopotera y no de alguna instalación de Pemex.

Ante la cercanía del fenómeno meteorológico Franklin, el lunes pasado se estableció el grupo de trabajo del Plan de Respuesta a Emergencias por Huracanes (PREH), entre otras cosas, para supervisar la eliminación de aceite en cárcamos, verificar niveles adecuados en tanques de almacenamiento y el aseguramiento de material o partes de equipos que pudieran ser desplazados por el viento.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA