En materia de empleo, la zona de Orizaba que abarca desde Ixtac a Ciudad Mendoza ha permanecido estancada y desde el gobierno de Fidel Herrera no se ha instalado una empresa que genere empleo bien remunerados así como otorgar las prestaciones de ley, manifestó el secretario general de la CROC en Orizaba César Silva Reyes.

“Lamentablemente tenemos que reconocerlo, pero me da mucha pena aceptarlo pero no habido crecimiento económico en Orizaba como lo hemos deseado y los famosos corredores industriales que en su momento se impulsaron en la zona de Coatzacoalcos y Minatitlán o en Poza Rica-Tuxpan se han venido abajo, mientras que para la zona Córdoba-Orizaba no habido empleo formal”.

Señaló que lamentablemente las plazas comerciales lo único que traen son outsourcing y “nos damos cuenta de que hay desempleo, porque de la zona rural, muchas personas bajan a las ciudades con sus hijos a mendingar para poder tener unos pesos y ayudar a sus familias”.

Insistió en decir que las últimas empresas o industrias que se instalaron en la región de Orizaba fueron Sabritas y Coats textil, de ahí en fuera sólo se han creado empleos de mostrador con sueldos míseros.

“Desde hace más de 10 años no se instala una empresa que genere empleos bien pagados, sólo se han instalado plazas comerciales con las condiciones que ya conocemos que impone el comercio a través de outsourcing que contrata personal que tenga un mayor nivel de estudios, una buena presentación física, personalidad, bien vestido, bien preparados pero con salarios muy bajos”.

Dijo que a estos jóvenes los contratan por tres meses y de manera inmediata los renuncian para que no generen antigüedad y con la posibilidad de que los vuelvan a recontratar después.

Señaló que la región serrana también sufre del desempleo y al no haber trabajo en el sector agrícola, emigran a las ciudades en busca de un ingreso.

“No vamos lejos, acá en Orizaba vemos como llegan familias de Soledad Atzompa o de Zongolica, pero ahora ya también vemos de Ixhuatlancillo y La Perla, llegan a trabajar como vendedores ambulantes y los niños que andan ahí son explotados a lo mejor por sus padres o por alguien que los quiere organizar para este fin vendiendo productos artesanales”.

Expresó que es lamentable ver ese panorama donde someten a los niños a trabajar por obligación de los padres de familia y las autoridades de gobierno municipal o estatal no intervienen.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA