Al arrancar sus foros ciudadanos por todo el país, Rafael Moreno Valle advirtió que México enfrenta la disyuntiva de un cambio por la vía democrática o el regreso al autoritarismo, donde el populismo y la demagogia son los peores enemigos del progreso.

“En las democracias, los partidos políticos no pueden ser propiedad de una persona y los líderes mesiánicos deben dirigir sectas, no gobiernos, aseveró en clara alusión a Andrés Manuel López Obrador.

Aseguró que para el cambio que requiere el país, se debe sumar a todos los partidos y ciudadanos sin partido así como incorporar todas las propuestas viables, entre ellas las de Cuauhtémoc Cárdenas y la que elabora el PAN a través de Gustavo Madero.

Arropado por un Auditorio Nacional lleno en su mayoría por simpatizantes del estado de Puebla, Moreno Valle advirtió que el sistema político mexicano está agotado, por lo cual convocó a elaborar un proyecto de gobierno que reforme de manera integral el poder público en el país y que además sea la base para conformar el Frente Amplio Democrático (FAD) rumbo al 2018.

De hecho, aseveró que la próxima administración federal del 2018 deberá ser un gobierno de coalición que sirva de punto de partida para replantear un nuevo régimen de Estado, plural, incluyente, abierto y respetuoso de la ley.

ROMPER CERCO PARTIDISTA. El exgobernador de Puebla, pidió a romper el cerco de los intereses partidistas o unipersonales para que sea la sociedad la que dicte la agenda del cambio que requiere el país a través del Frente Amplio Democrático, que deberá ser encabezado por una persona sin vetos ni exclusiones.

En ese sentido aseveró que se deberá diseñar un proceso de selección del candidato o candidata la República plurinominales”.

El presidente de la Comisión Política Nacional del PAN destacó la necesidad de establecer el estado de derecho en el país, pues advirtió que la violencia e inseguridad que padece la población son consecuencia de la impunidad.

En un evento que duró escasos 20 minutos, Moreno Valle manifestó que ante la situación actual, llegó el tiempo de impulsar un cambio que se caracterice por el respeto a la ley, la pluralidad y los derechos humanos.

Se requiere, dijo, de un cambio social que proporcione igualdad en las oportunidades y se aleje de políticas sociales paternalistas; que convierta al gobierno en facilitador de inversiones, promotor de la productividad, la sustentabilidad y que no recurra al endeudamiento, para financiar gasto corriente.

Un cambio en el sistema político que defienda los intereses de México y a nuestros paisanos, incluso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Anunció que durante las próximas semanas, a través de foros ciudadanos, recibirá las inquietudes y propuestas de la sociedad en su conjunto, sin distingo, de colores o ideologías para elaborar un proyecto, con visión de largo alcance, que impulse la reforma integral del poder público en México.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA