El presidente de Argentina, Mauricio Macri, mantuvo hoy reuniones bilaterales con sus colegas de Uruguay, Tabaré Vázquez, y de Bolivia, Evo Morales, en medio de la expectativa por la condena que el Mercosur realizará contra el gobierno de Venezuela, que preside Nicolás Maduro.

Macri comenzó la jornada con un encuentro con Vázquez, quien desde que estalló la crisis con Venezuela mantuvo una postura serena y alejada de la crítica radical encabezada por los presidentes de Argentina y de Brasil.

Al arribar a Mendoza, Vázquez ratificó que Uruguay siempre ha tenido una política de Estado muy clara que respeta “el derecho internacional y el respeto a la no intervención de países terceros en asuntos internos de los países, respeto a la autodeterminación”.

Aunque ratificó su rechazo a la violencia, se negó a condenar al gobierno venezolano y reiteró que Uruguay está dispuesto a propiciar el diálogo entre las partes en conflicto en ese país.

Después de recibir al presidente uruguayo, Macri se reunió con Morales, quien apoya a Maduro y que, además, entregará a sus colegas el documento en defensa del gobierno venezolano firmado por la Cumbre de los Pueblos que se realizó de manera paralela a la cita del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Macri, por el contrario, endureció su postura y a través de su cancillería advirtió que Venezuela será expulsada de manera permanente del Mercosur si Maduro no suspende la elección de la Asamblea Constituyente, prevista para el 30 de julio próximo.

Fuentes del gobierno uruguayo aseguraron que Vázquez pugnará por suavizar el tono de la declaración final que la tarde de este viernes emitirá el Mercosur en el cierre de su cumbre.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA