El Instituto indicó a través de su página de Internet que para facilitar el reporte de robo o extravío del teléfono es necesario conocer también el número telefónico del celular, así como el nombre y la dirección del titular de la línea.

Advirtió que las empresas de telefonía móvil tienen la obligación intercambiar información de los equipos que hayan sido reportados como robados o extraviados, para que cuando el IMEI sea inválido o se encuentre duplicado no realicen la activación.

Mientras que en el caso de extravío, el organismo regulador del sector aconsejó seguir el mismo proceso de bloqueo que en los casos de robo, a fin de evitar un mal uso del sispositivo.

En ese sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que los seguros cobran vital importancia, toda vez ya son más de 100 millones de usuarios de dispositivos móviles.

En tanto que según datos de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), tan sólo en la Ciudad de México se reportaron cerca de 157 mil denuncias por robo de celulares durante 2012.

La condusef recomienda que antes de contratar un seguro los usuarios conozcan las condiciones que ofrecen, ya que la mayoría de las coberturas son a nivel nacional y generalmente cubren uno o dos eventos por año.

Un requisito común para hacer válida la póliza por robo es la denuncia ante el Ministerio Público, en tanto que la indemnización se determina en función del valor del celular en el mercado, considerando la depreciación por su uso normal y desgaste, puntualizó.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA