Es necesario que científicos y emprendedores dirijan sus trabajos a las comunidades que menos servicios y avances tecnológicos poseen, pues son ellos quienes más lo requieren, dijo el presidente ejecutivo del Centro de Innovación UC de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Alfonso Gómez Morales.

Recalcó que la innovación social y el emprendimiento son claves para lograr un desarrollo integral de las personas que más lo necesitan, para que a su vez, los países crezcan de manera simultánea con sistemas productivos.

Durante el Segundo Congreso Internacional de Innovación Educativa realizado en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), señaló que una pequeña pero útil tecnología puede dotar a las poblaciones de servicios básicos e impulsar labores que generen recursos propios.

“Tenemos que quitarnos la idea del desarrollo de tecnologías rupturistas, como aquellas que sólo pueden realizar los centros más sofisticados y con más recursos. La innovación social de pronto puede ser un tanto más valiosa cuando menos glamorosa es, pero que implica una propuesta de valor para una pequeña comunidad”, subrayó.

Explicó que el centro para el que labora promueve ecología pro innovación y emprendimiento con alta tecnología que impulsa proyectos como iniciativas de emprendimiento de alto impacto económico, social y cultural para las comunidades.

“Tenemos que entender que lo novedoso también tiene que ver con el diseño y con concebir nuevas maneras de ver y crear valor de hacer negocios como territorio fértil para el desarrollo de nuevos emprendimientos”, comentó.

Por su parte, la maestra Mónica Cortiglia Bosch, directora general de Innovación de la UPAEP, indicó a la Agencia Informativa Conacyt que para que la innovación sea efectiva tiene que sustentarse en un proceso sistematizado y con mecanismos de apoyo que ayuden a ser eficientes los procesos.

“La innovación es un asunto integral que no sólo se debe relacionar con el desarrollo de ciencia y tecnología, también aplica para ámbitos como la educación y pone sobre la mesa las preguntas de cómo generar condiciones que permitan una participación colectiva y plural, dando valor a lo regional, nacional e internacional”.

Deja un comentario

SIN COMENTARIOS

DEJAR RESPUESTA